Mineduc destinará cifra millonaria para remozamiento de escuelas

Comparte esta noticia

El mal estado de las escuelas públicas ha sido una constante en los últimos años, problema que se agravó durante la pandemia por el cierre prolongado de los establecimientos. La situación fue más que evidente al inicio del ciclo escolar 2023, cuando estudiantes retornaron a la presencialidad y encontraron edificios con techos dañados, sin puertas ni ventanas, sin agua ni servicios sanitarios y sin escritorios.

A una semana de que comiencen las clases en el sector público, el Ministerio de Educación (Mineduc) anunció que remozarán 4 mil escuelas durante los próximos tres meses para lo que se tiene un presupuesto de Q300 millones, y de manera paulatina se trabajará en otras 6 mil para lo que se invertirán otros Q450 millones, para completar un total de 10 mil establecimientos reparados en 2024.

Francisco Cabrera, viceministro Técnico del Mineduc, indicó que los remozamientos están normados y tienen como objetivo mejorar de manera “urgente” las condiciones de las escuelas, trabajos en los que se contemplan reparación de techos, salones de clases, pisos, puertas y ventanas, portones y muros perimetrales, así como de servicios sanitarios.

Será a través de las Organizaciones de Padres de Familia (OPF) que se logrará agilizar la intervención en los centros educativos, según el funcionario.

El proceso será acompañado por un técnico de campo y el arquitecto o ingeniero de cada Dirección Departamental, lo que permitirá establecer la inversión de los trabajos, que como máximo será de Q75 mil por establecimiento, suma que se entregará a las organizaciones para que lleven a cabo los trabajos.

“Las OPF coordinan con los directores de escuela, es decir, entregan un plan de cómo se va a invertir el fondo del remozamiento, contratan a las personas que harán las reparaciones, compran los materiales, y luego rinden cuentas de la inversión”, dijo el funcionario.

Dichos trabajos serán supervisados por el Mineduc. Por otro lado, al recibir las organizaciones recursos públicos, están expuestas a fiscalización, incluso, la Contraloría General de Cuentas inspecciona el uso de esos fondos.

La participación de las OPF, según el funcionario, permitirá que los remozamientos se hagan de manera simultanea en los distintos puntos del país, pues cada una se ocupará de mejorar las condiciones de su escuela.

“Si lo hiciéramos con otro mecanismo llegarían los seis meses y no habríamos iniciado. Lo que la ley nos permite y es el mecanismo más ágil es que cada OPF lo ejecute, por eso es que ofrecemos que en tres meses vamos a tener 4 mil escuelas remozadas”, dijo Cabrera.

El Mineduc cuenta con una base preliminar de los centros educativos que serán reparados en esta primera etapa. Cada Dirección Departamental ha priorizado los edificios que serán intervenidos de acuerdo con criterios como las escuelas más rurales, las más abandonadas, las que han sufrido daños por eventos climáticos.

Condiciones actuales

En un sondeo que las actuales autoridades del Mineduc realizaron se encontró que alrededor de 10 mil escuelas necesitan trabajos de reparación, debido a que no han tenido el mantenimiento apropiado, y aunque en algún momento estaban en buenas condiciones, las inclemencias del tiempo, como lluvias y desborde ríos, las han deteriorado.

“Lo que estamos encontrando es una infraestructura sumamente dañada, cuando vamos a las escuelas lo que tenemos es una sensación de abandono”, dijo el viceministro.

A esa realidad se enfrentarán muchos estudiantes este 19 de febrero cuando comiencen las clases presenciales en las escuelas públicas, pues los trabajos de remozamiento recién comienzan.

El funcionario señaló que para recibirlos en mejores condiciones las intervenciones debieron iniciar seis meses atrás, pues las nuevas autoridades tomaron posesión cinco semanas antes del comienzo del ciclo escolar en el sector oficial, y en ese corto período por mucho que hicieran no solucionarían el problema, pues la habilitación de presupuesto toma tiempo y para actuar lo más pronto posible es que recurren a los remozamientos en colaboración con las OPF. La intención es que para finales de abril 4 mil escuelas ya estén reparadas.

Inicio de clases

Al momento en el sector público hay matriculados 2.5 millones de estudiantes en todos los niveles, cifra que puede incrementar, ya que las inscripciones cierran en mayo.

El ciclo escolar será presencial y comienza este 19 de febrero, salvo en los municipios de Mazatenango y Cuyotenango, en Suchitepéquez, siguiendo la recomendación del Ministerio de Salud por la alerta epidemiológica/poblacionales que se instituyó por el brote de enfermedad neurológica, sospechosa del síndrome de Guillain Barré.

“En este momento el Ministerio de Salud nos ha indicado que en esos municipios no es aconsejable tener clases presenciales, porque hay una alerta sanitaria y es importante preservar antes que nada la salud de los estudiantes y los docentes”, dijo Cabrera.

Noticias relacionadas