Guatemaltecos optan por pruebas de Covid-19 en laboratorios privados

Comparte esta noticia

En 18 meses de pandemia el acceso a las pruebas para detectar el Covid-19 en la red pública de salud continúa limitado para los guatemaltecos.

La población se ve orillada a pagar en lo privado por hacerse el hisopado ante la preocupación de un contagio.

Madrugar y hacer fila afuera de los centros públicos de diagnóstico es una constante. Hay que llegar entre cuatro a cinco de la mañana, o más temprano, para ser una de las personas que consigue un turno para la toma de muestra de hisopado.

Si encaja dentro del perfil de caso sospechoso, y si logra colarse entre la limitada lista de los afortunados saldrá con un diagnóstico. De lo contrario, la opción es ir a un laboratorio privado y pagar por la prueba.

Quienes no tienen posibilidades económicas para costear el tamizaje, vuelven a casa con la incertidumbre si están o no infectados, y con el riesgo a cuestas de exponer a su círculo cercano al contagio del coronavirus.

Casos

Leonel Mejía, un adulto mayor, llegó el  antes de las cuatro de la mañana al laboratorio móvil que está en el mercado El Guarda, en la zona 11 capitalina.

Se trasladó desde la colonia Belén, zona 7 de Mixco, para conseguir un turno y que le hicieran el hisopado, tenía dolor de garganta. Detrás de él, una larga fila de personas esperaba, algunas con síntomas.

Para ser el primero en la lista, César de Paz, la colonia El Milagro, llegó a las tres y media de la mañana, pues necesitaba que le hicieran la prueba para confirmar que ya no es portador del covid-19.

El resultado negativo se lo exigen en su trabajo, pero su condición económica le impide ir a un laboratorio privado.

Ley de Emergencia

En la recién aprobada Ley de emergencia nacional para la atención de la pandemia covid-19, en el artículo 5, aparece dentro del listado básico de compras o contrataciones la adquisición de pruebas de detección para el virus.

Al Ministerio de Salud se le dio una ampliación presupuestaria de Q1 mil 878 millones, de esa cantidad Q558 millones 535 mil 479 se destinarán a la compra de oxígeno, pruebas y reactivos que se distribuirán a las direcciones de área de salud, hospitales y el Laboratorio Nacional.

La normativa detalla que se comprarán 1 millón 512 mil pruebas -779 de antígeno y 733 de PCR-, lo que traería alivio de unos meses al desabastecimiento de test en los centros públicos de diagnóstico, a los que únicamente se les estrega entre 30 a 50 pruebas diarias, según reporte de los usuarios y de los encargados de los puestos.

Pruebas diarias

En lo que va de septiembre el Ministerio de Salud ha realizado en todo el país un promedio de 11 mil tamizajes diarios, cuando el Observatorio de Sars Cov-2 recomienda que sean 18 mil.

Si se logrará cumplir con esa meta, las pruebas que se comprarán a través de la ley de emergencia alcanzarían para 84 días.

 

*Con información de Prensa Libre

Noticias relacionadas