Diputado denuncia hallazgo de cuatro mil pruebas Covid vencidas en Escuintla

Comparte esta noticia

Diputado Cristian Álvarez denuncia que miles de pruebas son almacenadas en el área de cocina del Hospital Regional de Escuintla.

El diputado Cristian Álvarez, de la Bancada Creo, denunció el hallazgo de más de cuatro mil pruebas de coronavirus vencidas en el Hospital regional de Escuintla.

De acuerdo con el parlamentario, las pruebas vencidas corresponden a un lote de 30 mil test por el que el Ministerio de Salud pagó más de Q20 millones (Q720 por prueba) y que fueron enviadas en partes iguales a Escuintla y Zacapa, por lo que teme que la totalidad se haya perdido, pues la fecha de caducidad era el 28 de marzo.

Además, dijo que los test fueron hallados en un congelador en el área de cafetería del Hospital Regional de Escuintla, lo que demuestra que Salud improvisa ante la pandemia.

“Encontramos pruebas de PCR que vencían el 28 de marzo, y aparecen cuatro mil 363 (…) fueron las que nos dijeron, porque no está cuadrado el inventario en el Hospital de Escuintla”, refirió Álvarez en una transmisión en vivo en las redes sociales.

“Están en un congelador en el área de comida, donde está la cafetería; ni siquiera en un congelador que está dentro del área”, agregó.

El diputado explicó que se compraron 30 mil pruebas, de las cuales 15 mil fueron enviadas Escuintla, “y no cuadra el inventario porque hay cuatro mil que están vencidas”.

Agregó que de esas pruebas se mandaron cuatro mil o cinco mil en abril a Zacapa, cuando ya estaban vencidas. También dijo que luego se enviaron otras cinco mil, pese a que ese departamento corre menos pruebas que Escuintla.

En el caso de Escuintla señaló que hay un reporte de mil 500 pruebas corridas, pero no hay otro registro que demuestre que en realidad fueron utilizadas. En ese sentido, considera que en Zacapa la situación en más grave, porque la cantidad de test que se hacen en ese departamento es inferior a Escuintla.

Álvarez asegura que las autoridades están jugando con la salud de los guatemaltecos, porque mientras en algunos lugares escasean las pruebas, en otros las echan a perder, como en este caso, cuando hicieron la compra en diciembre, las envían en enero y hacen la primera en febrero, con lo que queda claro que no se aprovechó el tiempo, aunque eso se debe a que no se cuenta con el equipo necesario para correr ese tipo de test.

*Con información de Prensa Libre

VIDEO | 4,653 PRUEBAS VENCIDAS en el Hospital de Escuintla. Las pruebas de #COVID19 las convirtieron en negocio, eran vitales para frenar la pandemia, no se vale que jueguen así con la salud de los guatemaltecos. pic.twitter.com/QzjPZiN74j

Noticias relacionadas