Tiroteo en El Paso investigado como terrorismo doméstico

Comparte esta noticia

El FBI investiga tiroteo masivo el sábado en un ocupado centro comercial de El Paso, Texas, como un caso de terrorismo doméstico, mientras fiscales del estado dicen que buscarán la pena de muerte para el sospechoso.

El fiscal estadounidense John Bash dijo el domingo en una conferencia de prensa en El Paso que el gobierno federal también está investigando el ataque en una plaza comercial con miras a presentar cargos federales por delitos de odio.

El fiscal de distrito del condado de El Paso, Jaime Esparza, dijo a los periodistas que el estado de Texas también planea solicitar la pena de muerte.

El presidente Donald Trump ordenó bajar a media asta las banderas en todo el país, en las instalaciones militares y en la casa Blanca hasta el jueves 8 de agosto, en honor de las víctimas de los tiroteos en El Paso, Texas, y en Dayton, Ohio, ocurridas con pocas horas de diferencia.

Por su parte, el jefe de policía en El Paso está vinculando un documento racista y antiinmigrante publicado en línea poco antes del tiroteo que mató a 20 personas a Patrick Wood Crusius, de 21 años, el hombre bajo custodia que se cree es el responsable del ataque. Crusius, ha sido acusado de asesinato capital.

El jefe de policía de El Paso, Greg Allen, dijo a los periodistas el domingo que «tenemos que atribuir ese manifiesto directamente a él».

El documento publicado en línea expresa la preocupación del atacante respecto a que una afluencia de hispanos a los Estados Unidos reemplace a los votantes blancos que están envejeciendo, lo que podría convertir a Texas en azul (el color del Partido Demócrata) en las elecciones de 2020, ayudando a los demócratas a recuperar la Casa Blanca.

Cuando se le preguntó si el tiroteo fue un crimen de odio, Allen dijo que «está empezando a verse más sólidamente como que ese es el caso».

Un hombre armado armado con un rifle abrió fuego en una zona comercial de El Paso repleta de hasta 3.000 personas durante la temporada de regreso a la escuela, dejando 20 muertos y más de dos docenas de heridos, dijo la policía.

Lo que se conoce sobre las víctimas

Jordan Anchondo estaba entre los asesinados en El Paso, dijo su hermana, quien indicó que Anchondo aparentemente murió protegiendo a su hijo de 2 meses de la lluvia de balas.

Leta Jamrowski de El Paso habló con The Associated Press mientras paseaba por una sala de espera en el Centro Médico de la Universidad de El Paso, donde su sobrino de 2 meses estaba siendo tratado por fracturas de huesos, como resultado de la caída de su madre.

«Por las heridas del bebé, dijeron que lo más probable es que mi hermana intentara protegerlo», dijo. «Entonces, cuando le dispararon, lo estaba abrazando y se cayó sobre él, así que por eso se rompió algunos de los huesos. Así que prácticamente vivió porque ella le dio la vida».

Jordan, madre de tres hijos, y André Anchondo habían dejado a su hija de 5 años en una práctica de animadoras antes de ir a comprar útiles escolares el sábado en un Walmart en El Paso. Nunca regresaron.

Andre Anchondo continúa desaparecido. Los cuerpos de las víctimas todavía estaban en Walmart el domingo.

Noticias relacionadas

 

EN VIDEO | NASA y Space X lanzan con éxito SpaceX Crew-8 a la EEI

La octava misión comercial tripulada de la NASA y SpaceX a la Estación Espacial Internacional (EEI) despegó este domingo desde Florida, compuesta por tres estadounidenses y un ruso, después de que fuera pospuesto dos veces el lanzamiento por fuertes vientos en el centro de despegue.

ONU preocupada por el contrabando de armas y criminalidad en Latinoamérica y el Caribe

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, alentó a los países latinoamericanos y del Caribe a colaborar entre ellos para hacer frente al contrabando de armas y a la criminalidad, tomando acciones coordinadas para sancionar los delitos transnacionales.

Descubren parte superior de coloso de Ramsés II casi 100 años después de hallar la estatua

Una misión arqueológica egipcio-estadounidense ha descubierto la parte superior de un coloso del faraón Ramsés II, de la dinastía XIX, en la región de Hermópolis Magna, situada en la provincia central de Minia, casi cien años después del hallazgo de la parte inferior de la estatua.