Huelga de transporte publico paraliza Alemania y su economía

Comparte esta noticia

Este viernes, una huelga protagonizada por trabajadores del transporte público en Alemania, paralizando autobuses, metros y tranvías en el país.

Andreas Schackert, representante del sindicato Verdi, informó a la AFP que «en todas las principales ciudades alemanas, excepto en Baviera, el 100% de los servicios de transporte público están suspendidos», aunque no proporcionó cifras exactas sobre la cantidad de participantes en la huelga.

El sindicato instó a «90 mil empleados» de más de 130 empresas locales a unirse al paro laboral durante el viernes. En Berlín, el servicio de transporte se restableció hacia la mitad de la jornada.

Los trenes de larga distancia y regionales, operados por Deutsche Bahn, no se vieron afectados por esta acción sindical.

Te puede interesar: Alerta Por Inundaciones En Varias Regiones De Alemania

Las demandas de los trabajadores incluyen «una reducción de la jornada laboral semanal con una compensación salarial completa» y «una semana laboral de 35 horas» para los empleados del sector.

Sin embargo, hasta ahora, las empresas han rechazado estas peticiones.

En Alemania, donde el diálogo social solía ser bastante eficaz, se ha observado un aumento en los conflictos laborales, especialmente en medio de un deterioro del poder adquisitivo debido a la inflación.

Paralización aérea y terrestre en Alemania

La semana anterior, varios aeropuertos alemanes quedaron paralizados debido a una huelga del personal de seguridad, y los conductores de tren de Deutsche Bahn realizaron un paro laboral durante varios días.

Se prevé que el próximo paro laboral pueda afectar a la aerolínea Lufthansa.

Noticias relacionadas

 

¡En alerta! Superar 2 ºC de calentamiento global causaría un deshielo importante en el hielo antártico

La plataforma de hielo Filchner-Ronne, la segunda más grande de la Tierra, es un inmenso bloque de hielo que se extiende por el sur del mar de Weddell, en la Antártida, y que, aunque cada año se derrite a mayor velocidad, aún está "relativamente estable".