¿Por qué el gobierno de Colombia y guerrilla se reunirán en México?

Comparte esta noticia

Gobierno de Colombia y Ejército de Liberación Nacional ELN se reunirá en México para negociación de paz tras secuestro del padre de Luis Díaz.

Así lo informó este viernes la delegación del Gobierno, que detalló en un escueto comunicado que «a partir del 30 de noviembre se reunirán las delegaciones del Gobierno Nacional y el ELN en Ciudad de México».

«Dedicaremos nuestro esfuerzo a superar la crisis por la que atraviesa actualmente el proceso de diálogos generada por el secuestro del señor Luis Manuel Díaz. Agradecemos el compromiso de México y del presidente Andrés Manuel López Obrador para la construcción de paz en Colombia», agregó la información.

Todo parecía funcionar bien en las negociaciones hasta que el 28 de octubre se conoció el secuestro de Luis Manuel Díaz, padre del futbolista del Liverpool, y unos días más tarde la delegación del Gobierno denunciaba que estaba en manos del ELN, que lo soltó 10 días después.

Te puede interesar: Padre De Luis Diaz Ha Sido Liberado En Colombia Por El ELN 

La guerrilla reconoce que fue un error y hace autocrítica, aunque ha insistido en que no se trata de una violación al cese al fuego, porque según dijo el comandante de ese grupo, ‘Antonio García’.

«No existe un acuerdo donde el ELN se haya comprometido a no realizar operaciones de finanzas, entre ellas privaciones de libertad».

Colombia con faltas a los ‘Convenios de Ginebra’

Pero lo cierto es que el secuestro de civiles que nada tienen que ver con el conflicto -la llamada «toma de rehenes»- es una violación del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

El jefe negociador del Gobierno, otty patiño, pidió la pasada semana una reunión extraordinaria con su par del ELN, «Pablo Beltrán», lo que ha retrasado casi un mes un quinto ciclo ordinario de negociaciones que se prevé se realice en México.

Noticias relacionadas

 

¡En alerta! Superar 2 ºC de calentamiento global causaría un deshielo importante en el hielo antártico

La plataforma de hielo Filchner-Ronne, la segunda más grande de la Tierra, es un inmenso bloque de hielo que se extiende por el sur del mar de Weddell, en la Antártida, y que, aunque cada año se derrite a mayor velocidad, aún está "relativamente estable".