• Farma value junio
  • Banner Copa America
  • Banrural vertical Abril

Es fácil recibir a migrantes retornados, pero no siempre se garantiza su reinserción

Comparte esta noticia

¿Qué pasó con los migrantes latinoamericanos expulsados de Estados Unidos bajo el Título 42? La reinserción de las personas retornadas representa un gran reto para los países de acogida en América Latina.

La migración de retorno, al punto de donde partió una persona, es tan antigua como el fenómeno mismo de la migración.

Por un lado, existe el retorno voluntario, ya sea independiente o asistido, es decir con apoyo de algún Estado u organización. Por otro, está el retorno forzoso o involuntario.

Bajo el Título 42, la política migratoria adoptada por el gobierno en Washington durante la pandemia de COVID-19, predominó el retorno forzoso.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), durante los años fiscales 2020 a 2023 se dio un total de 2,9 millones de expulsiones, hasta el 30 de abril pasado.

Múltiples expulsiones de una persona

Jorge Gallo, oficial regional de comunicaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, aclara que, como consecuencia de la alta tasa de re-migración, no se conoce la cantidad exacta de personas que fueron expulsadas de EE. UU.

«Debido a los múltiples intentos de ingresar a EE. UU. -dado que las expulsiones bajo el Título 42 no comportaban ninguna consecuencia legal para quien había sido interceptado- la cifra de 2,9 millones de expulsiones incluye múltiples expulsiones de una misma persona», explica a DW.

La gran mayoría de los deportados, unos 1,7 millones, fueron de nacionalidad mexicana.

La CBP también devolvió a unas 367 mil personas de Honduras, 402 mil de Guatemala, 139 mil de El Salvador y 11 mil de Nicaragua.

¿Cuál ha sido el destino de los migrantes deportados?

Con 2,86 millones, la enorme mayoría de las expulsiones bajo el T42 fue por vía terrestre hacia México, señala Jorge Gallo.

Actualmente, las autoridades mexicanas aceptan recibir a personas originarias de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Venezuela, Haití, Cuba y Nicaragua.

«Al inicio, la mayoría de las expulsiones fueron a través de México, pero después de la llegada masiva de haitianos a la frontera, en septiembre de 2021, EE. UU. también expulsó por vía área a Haití a más de 20 mil personas», cuenta Maureen Meyer, de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), y agrega que también se registró un aumento de vuelos a Guatemala, El Salvador y Honduras, así como, en menor grado, a Colombia, Perú, Ecuador y Brasil.

Según la experta, sobre todo la falta de relaciones diplomáticas entre Washington y los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, complicó el retorno de los migrantes a esos países.

Entre 2020 y 2022, las autoridades mexicanas deportaron, a su vez, a cerca de 297 mil personas a su país de origen, en su gran mayoría, al Triángulo Norte de Centroamérica.

Es más fácil garantizar la recepción que la reinserción

«Cualquier país que recibe a migrantes retornados debe contar con un programa mínimo de recepción», sostiene la experta de WOLA.

Estos programas, explica, deben garantizar que la persona retornada reciba la documentación necesaria para su ingreso en el país, que le permita trabajar y acceder a los servicios públicos, a orientación sobre programas de apoyo y de reinserción, incluyendo oportunidades laborales.

Otro aspecto importante es la asesoría en temas de reunificación familiar y sobre qué hacer con sus bienes en el otro país, así como ayuda para el regreso a su país de origen u otro lugar en el país de acogida.

«Los servicios de recepción son más fáciles de garantizar que un buen programa de reinserción. Otro gran reto es asegurar los fondos para dar estos apoyos», dice Meyer.

Retorno Voluntario Asistido

Por su parte, mediante el proyecto especializado Retorno Voluntario Asistido (RVA), la OIM «brinda apoyo logístico, administrativo y financiero de manera individual para aquellas personas en situaciones de vulnerabilidad que deseen retornar a sus países de origen de manera voluntaria, segura y digna», subraya Jorge Gallo.

De 2020 a abril de 2023 se han acogido a este programa gratuito más de 5.000 personas de 21 nacionalidades entre países de América Latina.

La OIM observa un aumento general en deportaciones de varios países. No obstante, salvo algunas excepciones, critica «una falta de apoyo a la reintegración, lo que significa que muchas personas retornadas van a quedarse en situaciones de alta vulnerabilidad», dice el oficial regional de comunicaciones de la OIM.

La OIM ha observado que muchas personas retornadas deciden volver a emigrar.

Asimismo, ha registrado un alto nivel de trauma entre aquellos que regresan de forma voluntaria o involuntaria, como consecuencia de sus experiencias durante el trayecto migratorio.

Reintegración sostenible

Para Gallo, «es clave invertir más en una reintegración sostenible», que fomente «las sinergias entre las diferentes actividades que se llevan a cabo en los ámbitos de la asistencia humanitaria, la estabilización comunitaria, el desarrollo sostenible, la gestión de la migración, la coherencia normativa más amplia y la cooperación para el desarrollo».

Banner Copa America

Noticias relacionadas

  • BANNER Web paella Papá
  • reel euro copa
  • Farma value junio
  • Banner Copa América Claro
  • Banrural vertical abril
 

Biden concede «amnistía» a «millones de ilegales» con el nuevo plan migratorio, dice Trump

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump mostró este martes su rechazo al nuevo plan de regularización migratoria del Gobierno de Joe Biden, una medida que, a su juicio, concede "amnistía" a "millones de extranjeros" que entran de manera irregular al país norteamericano.

«Alerta máxima» en el norte de México por el primer ciclón de la temporada

El Gobierno de Nuevo León, estado en la frontera norte de México, declaró este martes una "alerta máxima" porque el primer ciclón de la temporada del Atlántico que se formaría este miércoles y jueves, lo que dejaría lluvias en Monterrey, la segunda ciudad más poblada del país.