La Red 5G de ClaroLa Red 5G de Claro
17.9 C
Guatemala City
viernes, septiembre 30, 2022

Biden pide consejo a Ardern de Nueva Zelanda sobre violencia armada

“Necesitamos su orientación”, dijo Biden a la Primera Ministra neozelandesa, refiriéndose a la amplia asociación entre Estados Unidos y Nueva Zelanda.

Noticias relacionadas

El presidente Joe Biden le pidió consejo a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, el martes después del último tiroteo masivo en Estados Unidos, pero la Casa Blanca también reconoció las limitaciones que enfrenta en el control de armas en comparación con sus aliados cercanos.

Al reunirse en la Oficina Oval con Ardern, Biden se refirió al asesinato de 51 personas en Christchurch en 2019 en tiroteos masivos contra musulmanes.

El derramamiento de sangre llevó a Nueva Zelanda a prohibir los rifles de estilo militar e instituir una exitosa recompra de armas.

“Necesitamos su orientación”, dijo Biden, refiriéndose a la amplia asociación entre Estados Unidos y Nueva Zelanda, pero particularmente a lo que llamó un “esfuerzo global para contrarrestar la violencia y el extremismo en línea”.

«Quiero trabajar con usted en ese esfuerzo», agregó.

Biden, quien visitó el domingo la ciudad tejana de Uvalde para llorar la muerte de 19 niños y dos maestros asesinados por un hombre armado que usó un rifle de asalto, dijo que había «una gran cantidad de sufrimiento» y que «mucho de él se puede prevenir».

Menos de dos semanas antes, Biden también había visitado el sitio en el estado de Nueva York de otro tiroteo masivo, esta vez contra afroamericanos.

Pero con Estados Unidos inundado de armas de fuego de propiedad privada y el derecho a poseer armas consagrado en la Constitución, el demócrata enfrenta una lucha cuesta arriba para lograr que el Congreso apruebe incluso las nuevas restricciones más modestas.

Hay pocas posibilidades de que se prohíban los rifles semiautomáticos de estilo asalto como el AR-15, un modelo que se usó en los tiroteos de Texas y Nueva York, que es muy popular entre los estadounidenses comunes por su facilidad de uso y su aspecto elegante de estilo militar.

Biden apoya una prohibición de armas de asalto, pero hasta ahora no hay suficientes republicanos en el Senado dividido en partes iguales para obtener una mayoría funcional.

Incluso su propuesta potencialmente menos controvertida para aumentar las verificaciones de antecedentes de los compradores de armas puede hundirse en el Senado.

La resistencia política a la manipulación del fácil acceso a las armas de fuego contrasta marcadamente no solo con Nueva Zelanda y los aliados más cercanos de EEUU, en Asia y Europa, sino también con el vecino Canadá.\

Allí, el primer ministro Justin Trudeau propuso el lunes prohibir la venta de armas de fuego, a pesar de que su país tiene experiencias mucho más raras de tiroteos masivos que al otro lado de la frontera.

No se puede esperar nada similar en Estados Unidos, dijo el martes la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre.

Biden “no apoya la prohibición de la venta de todas las armas de fuego”, subrayó. «Dejaremos que otros países establezcan sus políticas sobre la posesión de armas».

Bajo la presión de los demócratas para demostrar que el gobierno al menos está tratando de responder al número cada vez mayor de víctimas, Biden dijo a los periodistas que «se reuniría con el Congreso para hablar sobre las armas, se lo prometo».

Ardern expresó sus condolencias por los asesinatos de Texas y Nueva York y dijo que «nuestra experiencia en este sentido es nuestra, pero si hay algo que podamos compartir que sea de algún valor, estamos aquí para compartirlo».

Últimas noticias