La Red 5G de ClaroLa Red 5G de Claro
16.9 C
Guatemala City
domingo, septiembre 25, 2022

Iker Bravo es la última joya del futbol español que llega al Real Madrid

Después de destacar con el primer equipo del Bayer Leverkusen, el joven jugador regresa al fútbol español.

spot_img

Noticias relacionadas

Iker Bravo (San Cugat del Vallés, 2005) ha aterrizado en el Real Madrid después de una gran pretemporada con el Bayer Leverkusen.

Con sólo 17 años y jugando con ‘los mayores’ del primer equipo, el delantero catalán despertó el interés de diferentes equipos del viejo continente y se convirtió en el protagonista de una dura pugna entre el Atlético de Madrid y el conjunto blanco, en el que finalmente ha recalado.

Formado en La Masía, Bravo puso rumbo a la Bundesliga después de que el Juvenil B del FC Barcelona se le quedase pequeño.

Quería más minutos y más protagonismo, pero sobre todo más rodaje para seguir creciendo como futbolista. Y vaya si lo consiguió.

En el Bayer Leverkusen llegó incluso a debutar con el primer equipo y dio un salto deportivo importante, que ahora le ha traído de vuelta a España.

Para que los más desconocedores del fútbol base se hagan una idea, Iker Bravo pasó de jugar con el equipo Sub19 a ganarse un hueco en la primera plantilla durante la pretemporada del Leverkusen, donde sorprendió a propios y extraños con un hat-trick incluido.

Precisamente ese partido con tres goles fue lo que le puso en la órbita de diferentes equipos grandes de Europa, incluidos el Real Madrid y el Atlético.

Sus diez dianas en 19 partidos con los juveniles no pasaron en absoluto desapercibidas, pero su pretemporada con el primer equipo le colocó en la pista de despegue.

Explosión en la Bundesliga y crecimiento en la Selección

No se puede negar que Bravo ha dejado huella en el Bayer. Sus números lo dicen todo, y el hecho de ser el jugador más joven de la historia del club en debutar en primera división (16 años y 287 días) no hace más que engordar más aún su corta pero intensa trayectoria en la Bundesliga.

Mientras crecía como jugador, el catalán comenzó también ha hacerse un hueco en el fútbol de selecciones, formando parte de la Selección Sub15 y Sub17 antes de dar el salto a la Sub19. Normal cuando se tiene en cuenta el ascenso meteórico que estaba experimentando sobre los terrenos de juego.

El estilo de Iker Bravo

Pese a que Iker Bravo todavía está en edad de crecimiento, hablamos ya de un jugador muy corpulento y con un físico espectacular.

Su 1.87 de altura intimida y le sirve para contar con una potencia espectacular de cara a portería, así como para medirse a los centrales rivales.

El delantero catalán tiene olfato goleador, maneja las dos piernas con maestría y su tamaño le convierte en un arma letal en el juego aéreo.

Su físico es una de sus mejores bazas, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de un chico de 17 años que cuenta ya con la corpulencia de un adulto.

*Con información de 20minutos

 

spot_img

Últimas noticias

spot_img